LA CLASE QUE NOS DEVOLVIÓ LA FEMENEIDAD

El clásico sonar de las monedas y el meneo de caderas al ritmo de melodías asiáticas cautivó a las visitantes, quienes emocionadas por sacar a la luz su femineidad y elevar su autoestima, se sumaron a nuestras clases de danza árabe. Dos veces por semana, las mujeres se convirtieron en doncellas árabes y aplaudiendo la belleza de la mujer talquina, recobraron el amor por sus cuerpos.

Anterior
Siguiente